expediente

el

Expediente: 6734/2013-I

ASUNTO: Aclaración de hechos y agradecimiento.

Comisario, Lic. Alejandro Oscar Santizo Méndez
Director General de la Policía Estatal Preventiva, Puebla.

Por este medio, me dirigo a usted, con la finalidad de hacer algunas aclaraciones finales, en relación a los policías de la patrulla V-253.

1. Sí efectivamente se trata de la patrulla V-253, pero me cofundí al regresar a la 25 poniente, debido a que el policía Humberto Cano Rivera, intentaba o me tomó fotos con su celular, mientras seguía amenazante con el arma mostrada en mis fotos. Además, días después, yo me encontraba por el mismo rumbo donde ocurrío dicho incidente y pudé verificar de nuevo al primer policía Alejandro López García en la patrulla V-253, y no B-253, el segundo policía no le acompañaba, pero por fortuna, pude ver que no simpre interceptan ciudadanos para ese tipo de revisiones, ya que la patrulla axuliaba a una anciana que cayó a un costado del Parque Juárez.

2. Quiero aclarar que los hechos ocurrieron sobre la 16 de septiembre, el 28 de mayo del presente, hacia las 5 pm. En mi queja inicail así lo mencioné, además anexo comprobante de mi consulta dicho día, en el Hospital Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Ya que el policía Alejandro López García afirma que fue el 24 de mayo, en mi escrito, no mencioné el 25 como ustedes afirman.

3. Nunca me percaté de la patrulla sobre la 25 poniente, y si aceleré mi paso para cruzar hacia la 16 de septiembre fue debido a que el semáforo estaba por cambiar. Por lo que considero un críterio bastante obtuso, el detener a ciudadanos bajo 'suposiciones o intuciones' erroneamente fundamentadas y sin alguna órden de detención, en este caso las revisiones del "Código Rojo", ya que no se informó el motivo.

4. El policía, Alejandro López García, me llamaba para que me detuviera sobre la 16 de septiembre, le pedí que se identificara, ya que no portaba placa ni algún gafette, por lo que me dío desconfianza, y me hizo dudar en que él fuera un policía real. Debido a su negativa e irresponsabilidad, comenzé a pedir auxilio, está por demás mencionar el contexto de violencia actual del país que nos hace a los ciudadanos imaginar policías apócrifos.

5. Me encontraba en dicha ruta, proviniente del Hospital Universitario, y si decidí caminar, fue debido a que mi cosulta era de gastroenterología, y mi intención era caminar para relajarme, mis padecimientos gástricos se han generado por estrés y nervios, pero para mi sorpresa, me estresé más con la Policía Estatal, lo cual se refeljó en mi salud en días posteriores.

6. También, quiero aclarar, que nunca insulté a los dos oficiales, sólo les exigí que se identificaran, especialmente al primero de ellos, Alejandro, como he mencionado, no se identificó, por lo que opté por tomar fotos con mi telefóno celular, gracias a las cuales los identificaron.

Y el amenazarme con detenerme por alterar el orden público y portar dicha arma, que se observa en mis pruebas, si es algo que merece ser reclamado por mi parte, de hecho en su contestación, el primer policía,
afirma que si me intimidaron, en el oficio del 01 de Julio 2013, Oficio DGPFP/jUN/2013/2571, cito textualmente: "lo intimidándonos con las armas de largo como lo refiere el quejoso". Dicha frase es afirmativa, apesar de su redacción, (lo intimidamos, debiese decir, en fin). Por el contario afirman que no me tomaron fotos, al menos lo intentaron, el policía Humberto Cano con cellar en mano, casi llegando a la 25 poniente y cerca de los vendedores de boletos BUAP, que ese día se encontraban.

Finalmente, quiero agradecerle la información del oficial, eso era precisamente lo que desde el inicio le solicité a él, cuan fácil era identificarse y no hacerme dudar de su labor e identidad.
A continuación, me permito hacerle unas breves sugerencias. Tomar como referencia este tipo de criterios para hacer revisiones o detenciones, daña la imágen de los servidores públicos, el portar gafas, caminar aprisa o correr, estar afuera de una institución bancaria, el grupo o nivel socioeconómico no son pauta para proceder. Usted en su papel de Director General de la Policía Estatal Preventiva y dada su formación en Derechos Humanos en una institución de gran peso como lo es el ILCE, su compromiso es mayor con la ciudadanía poblana, la cual merece un mejor trato.

Reitero mi agradecimiento a esta aclaración y me despido afectuosamente,
Raúl García Báez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s